Como ser feliz según Nietzsche

Estar vivo en el mundo de hoy es bastante estresante. Crisis económica, terrorismo, pobreza, destrucción del medio ambiente, vulneración de los derechos humanos. Este cáncer incurable llamado capitalismo, convertido ya en metástasis, se ha apoderado de occidente y nos ha borrado la identidad. Somos seres humanos sin alma. Robots en busca de la felicidad. Pero, ¿Qué es la felicidad?

La obligación de ser felices está por encima de todo. Desde niños nos ha convertido en yonquis de momentos de felicidad instantáneos, cutres. Y enseñado a evitar a toda costa el sufrimiento, la decepción y la pérdida. Mientras evitamos unas cosas y buscamos otras nos olvidamos de lo que realmente importa. Vivir.

Decía José Luis Sampedro que la gente ha confundido el arte de vivir por el arte de hacer cosas. Se puede vivir sin hacer muchas cosas y se pueden hacer muchas cosas sin saber vivir. La mayoría de la gente que puedes ver por la calle sabe hacer muchas cosas, se mueve todo el día, están agitados todo el día. Pero no saben vivir. Saben estar ocupados haciendo cosas. Hoy el hombre de una ciudad civilizada es un servidor del sistema y de las máquinas cuando sencillamente, podría vivir mejor.

Los fines de la vida no es aumentar el dinero, en gasto y en diversión. Es ganar en satisfacción personal, en ser más de lo que uno es. Vivir es tener el valor de aceptar cualquier cosa que la vida te ponga por delante. Vivir es autor-realización, es superación, es afrontar las dificultades y no permitir que las circunstancias te controlen. Vivir es ser capaces de llegar a ser lo que realmente somos y a luchar por lo que realmente queremos. A ser auténticos.

Nietzsche usaba el término Súper Hombre para referirse a las personas que vivían una vida auténtica, digna de ser vivida. El Súper Hombre sabe que quiere hacer, donde quiere llegar y hará todo lo posible para lograrlo. Esto no quiere decir que vaya a conseguir todo lo que se proponga. Pero solo si se esfuerza y lucha con todas sus armas hacia lo que realmente le importa, podrá llorar con dignidad cuando llegue el fracaso.

El Súper Hombre es el que “saca ventaja de sus contrariedades; lo que no le mata le hace más fuerte. Acepta sus debilidades y hace del sufrimiento un sitio cómodo desde el que mejorar y superarse. El súper hombre es feliz porque vive una vida que vale la pena ser vivida. Y para eso, Nietzsche tenía unos consejos que hoy son tan aplicables como en el momento que se escribieron:

1. ADMITIR LA ENVIDIA.

Nietzsche decía que la envidia es una parte importante de la vida. Pero el cristianismo se encargó de tratarla como algo negativo y más recientemente la psicología la ha patologizado (diferenciando entre envidia enferma y sana).

La envidia es humana, es una parte importante de la vida y bien usada nos puede servir de guía hacia lo que queremos de verdad. Saca a flote las carencias y los deseos más profundos de las personas. El objeto de nuestra envidia son las carencias y deseos profundos que tenemos, y debe ser vista como la meta de eso que un día podremos llegar a ser.

2. NO CREER EN DIOS.

Nietzsche odiaba tanto la religión que mató a Dios. Decía que el cristianismo adormece al hombre, niega los placeres de la vida y convierte la miseria y el sufrimiento en algo positivo

Hay que dar la espalda a los valores cristianos y abrazar la libertad sexual, libertad para pensar, para cuestionar a la autoridad, para vengarte de tu opresor y para gozar y sufrir como te dé la gana.

3. VIVIR PELIGROSAMENTE.

El secreto para cultivar la existencia más fecunda y más gozosa consiste en vivir peligrosamente. ¡Edificad vuestras ciudades en las faldas del Vesubio! ¡Enviar vuestros barcos a mares inexplorados! Si el peligro te persiga en cada instante cada segundo se convierte en eterno.

Pero vivir peligrosamente también es aprender a oír lo que no nos gusta, aprender a amar y sufrir por amor, a compartir la alegría y sufrir la soledad, a no dejarse engañar y no engañar.

4. DIOS HA MUERTO. ES EL TIEMPO DE LA CULTURA

Dios ha muerto. La maquinaria social que se ha encargado de ayudar a las personas a afrontar los problemas de la vida ha dejado de funcionar dejando desarmada a la gente ante la complicada tarea de afrontar el hecho de estar vivos, las preguntas sin respuesta, el miedo, las crisis existenciales y otros temas que no se enseñan en las escuelas. Ahora es la cultura, la filosofía, el arte, la música y la literatura lo que tiene que rellenar el hueco dejado por la religión. Pero requiere un esfuerzo por tu parte.

5. AFRONTAR LOS RETOS DE TU ÉPOCA.

Cada época se enfrentó a retos diferentes. En el siglo XXI tenemos la crisis del capitalismo, la destrucción del medio ambiente, el terrorismo, la pobreza. Tienes que ser responsable de los problemas a los que se enfrenta la humanidad y contribuir a superarlos, a ser parte de la historia que se construye día a día, y que tu vida no pase desapercibida.
Y lo más importante. Tener claro que cualquier cosa que realmente merezca la pena conlleva sufrimiento.

Anuncios

3 comentarios

  1. Hola,

    He aterrizado en tu Anti-Blog, y me ha hecho gracia que lo llames de este modo 🙂 , así que llena de curiosidad he empezado a leer esta entrada que me ha parecido muy filosófica e interesante!; los consejitos de Nietzsche, buenísimos!; sin embargo, reconozco que estamos tan inmersos en esta Sociedad capitalista, que como bien dices “…nos olvidamos de lo que realmente importa. Vivir”, y es una verdadera pena 😦 . De todas formas, pienso que no se admiten excusas, ya que el que siempre decide es uno mismo!; a ver si algún día, conseguimos calmar nuestra mente de todo el ruido externo, y así escuhar lo verdaderamente importante, nosotros, y ese “nosotros”, podría prescindir de muchísimas cosas, hacer limpieza y espacio, para que pudieran entrar las verdaderamente importante! 🙂

    Saludos y Feliz semana!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tu comentario 🙂 Estoy totalmente de acuerdo contigo. Al final es eso, vivimos en una época, en un contexto y tomamos decisiones. Decisiones que la persona elige. La clave es pensar bien que elegimos 🙂 Saludos!

      Le gusta a 1 persona

  2. Interessante il modo “nobile” di concepire l’esistenza. Quando ci si incappa in questi dilemmi è meglio prendersi ( se si può) una lunga vacanza, se non si può…anche breve ma è determinante uscire con persone sane di mente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s