Esfínter de Ginsberg. Un poema que da por culo.

Ginsberg posando para una fotografía

No se quién, cuándo, dónde ni en qué contexto alguien me recomendó leer Por el culo. Políticas anales de Javier Sáez y Sejo Carrascosa.

En cualquier caso, ¡fue todo un acierto! No solo porque es un libro revelador que explora un aspecto de la sexualidad tan marginal como placentero, sino porque comienza con un poema de Ginsberg que desconocía y que simplemente es un canto al libertinaje mas puro y honesto. Que lo disfrutéis

Esfínter, ALLEN GINSBERG

Espero que mi viejo, que mi buen ojo del culo resista
En 60 años no se ha portado nada mal
Aunque en Bolivia una operación de fisura
Sobrevivió al hospital de altiplano –
Poca sangre, ningún pólipo, ocasionalmente
Una leve hemorroide
Activo, anhelante, receptivo al falo
Botella de coca, vela, zanahorias
Plátanos y dedos –
Ahora el Sida lo vuelve cauteloso, pero
Aún servicial –
Fuera el mal rollo, dentro el condón
Amigo orgásmico –
Aún elástico correoso,
Descaradamente abierto al placer
Pero en 20 años más, quién sabe,
Los viejos sufren todo tipo de achaques
Cuello, próstata, estómago, articulaciones –
Espero que mi viejo orificio se conserve joven
Hasta la muerte, dilatado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s