El cabo de Sunión

El cabo de Sunión

Los cabos tienen algo especial. Cada uno de los cabos de este planeta es el resultado de una batalla eterna entre el mar y la tierra. Un pedazo de continente que se abre paseo ante el poderoso mar originando unos accidentes geográficos poderosos que más tarde la humanidad, deslumbrada la belleza y el poder de estos lugares (además de por su utilidad como punto estratégico para proteger ciudades, pueblos y civilizaciones) se ha encargado de llenarlos de secretos, historias y leyendas. Estas son las del cabo Sunión.

 

Templo de Poseidón

En este cabo, al punto más al suroeste de la península griega, fue donde se decidió levantar el templo más grande construido al Dios del Mar, Poseidón. Se construyó en el siglo V a.c y se asentaba sobre las ruinas de un templo del periodo arcaico.

Lord Byron

El poeta inglés Lord Byron tuvo una genialidad en Souión. Viajaba por Europa de mochilero y decidió que una de las columnas del templo de Poseidón era el lugar idóneo para grabar su nombre al estilo “Byron estuvo aquí”. Desde entonces muchos se han empeñado en repetir el gesto en lugares importantes a lo largo del globo destrozando auténticas obras de arte.

Templo de Poseidón en Cabo Sunión. Attica. Grecia
Restos del templo de Poseidón

La leyenda del rey Egeo

Desde la parte más alta del cabo de Sunión, 60 metros sobre el nivel del mar, se suicidó saltando al vacío el rey Egeo. Su hijo Teseo viajó hasta Creta para enfrentarse al Minotauro y así librar al reino de Atenas de un castigo que tenía impuesto.

Egeo esperaba en el cabo impaciente que asomase por el horizonte el barco en el que volvía su hijo Teseo. Antes de salir hacia Creta acordaron que en el regreso el barco colgarían velas negras si Teseo es derrotado por el Minotauro y blancas si volvían victoriosos. El rey al ver aparecer las velas negras se arrojó precipitadamente al mar quitándose la vida. El mar que rodea esta zona se llama mar Egeo en memoria del rey. Teseo olvidó colocar las velas blancas porque se pasó todo el viaje pensando en Ariadna, un rollete que había conocido en Creta y con la que tuvo una aventura.

Cuando el barco entraba por el puerto del Pireo Teseo había perdido a su padre y por tanto heredado el trono, regresaba el nuevo rey de Atenas.

Busto del Minotauro. Museo arqueológico de Atenas.
Busto del Minotauro. Museo arqueológico de Atenas.

Puesta de sol desde el templo de Poseidón

Los atardeceres desde Sunión son un clásico. Las guías que te dicen lo que tienes que ver y hacer antes de morir coinciden. Si viajas a Atenas y te pierdes la puesta de sol desde el templo de Poseidón no eres nadie. Como ir a Granada y no visitar la Alhambra.

Tengo que decir que la puesta de sol desde Sunión está sobrevalorada, quizás es falta de empatía o magnetismo cósmico, pero estar tres horas en un autobús desbordado para llegar con decenas de turistas a unas ruinas y disfrutar de la caída de sol, interrumpida por siluetas de personas que se hacen selfies de forma compulsiva y el murmullo de muchas lenguas como banda sonora no me parece la experiencia idílica que que las guías prometen.

Lo que de verdad mola es ir temprano a pasar el día. Disfrutar del templo, el cabo, el entorno, la playa, para justo cuando la masa de turistas llega para ver el atardecer volver a Atenas y disfrutar de la puesta de sol desde la ventanilla del autobús. Los juegos de colores del litoral conforme la noche se acerca son una pasada.

La cala

Lo mejor del cabo Sunión es una cala situada al este del templo a unos quince minutos. Desde el aparcamiento del templo (donde se encuentra la tienda de suvenir) salta el guardarrail y baja la montaña hasta el mar. Te toparás con una cala casi vacía, de agua poco profunda, una pequeña cueva donde protegerte del sol, algún barco que pasa y mucha tranquilidad.

En los alrededores de Atenas las playas suelen ser privadas o pertenecer a bares, restaurantes, hoteles. Sin coche y en verano es difícil encontrar un trozo de arena bonito y aislado donde pasar el día a gusto. Por lo que esta cala es el complemento perfecto a la visita del Templo de Poseidón.

 

Excursión perfecta si estás en Atenas unos días

Si estás pasando unos días en Atenas y quieres escapar de la ciudad por un día el cabo de Sunión es una alternativa perfecta. Además de lo mencionado, junto con el entorno que lo rodea, pitas, olivos, acantilados rocosos, aire fresco con sabor a matorrales, el agua del mar limpia, ni una sombra para protegerte del sol y obras abandonadas a medio construir fruto de la corrupción urbanística. Hacen del cabo de Sunión una auténtica experiencia mediterránea del siglo XXI.

Como llegar al templo de Poseidón desde Atenas

Sin coche la única forma de llegar al templo de Poseidón es con la deficiente compañía de autobuses KTEL Attiki. Los autobuses salen desde la plaza Egyptou en Atenas (aunque hacen paradas en otros puntos importantes de la ciudad). El trayecto dura una hora y media y el autobús suele ir abarrotado, por lo que es mejor subirse en las primeras paradas.

El billete se paga a mitad de camino. En medio del Caos de personas de pie, mochilas y familias separadas en el autobús que se comunican a gritos, pasa la señora del KTEL con su chaleco naranja avanzando por el pasillo entre la gente apretujada para cobrar el viaje.

El viaje también puede ser una gozada. Un día entre semana, fuera de temporada el autobús va más tranquilo. Desde la ventanilla te puedes relajar y disfrutar de unas vistas electrizantes. 60 km de carretera que serpentea la costa de Ática. El azul del mar, islas, islotes, acantilado, olivas, villas de lujo y cimientos abandonados. Un espectáculo mediterráneo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s